Autoridades no encuentran evidencias de sobreprecio en cadenas de farmacias y promueven trabajo conjunto por el desabastecimiento de medicinas La Asociación de Cadenas de Farmacias

La Asociación de Cadenas de Farmacias ACAF informa que sus asociados están a disposición de las autoridades de Salud para resolver consultas sobre características, procedencia y rangos de precios de medicamentos para combatir los síntomas de Covid-19

La Asociación de Cadenas de Farmacias (ACAF) informó hoy que sus afiliados han mantenido sus estructuras de precios durante la pandemia, por lo que todo incremento de precios obedece a otros factores, entre ellos, la elevada demanda de medicinas y las dificultades en la cadena de abastecimiento, provocadas por la crisis sanitaria a nivel nacional e internacional. 

“A través de la ACAF, las cadenas de farmacias con presencia nacional reiteran su compromiso con la sociedad en esta lucha contra el coronavirus. Desde el inicio de la pandemia nuestros afiliados están haciendo todo el esfuerzo para garantizar la provisión de medicinas, en especial, los fármacos utilizados en el fortalecimiento del sistema inmunológico y en el tratamiento de los síntomas del Covid”, afirmó Leonardo Salvatierra, presidente de la asociación. 

Salvatierra explicó que el precio al consumidor final depende del costo establecido por los proveedores y las marcas de cada producto, hacia las farmacias, no al contrario. Así mismo reveló que las cadenas de farmacias son constantemente fiscalizadas por las autoridades de salud y hasta la fecha, en ninguna se ha encontrado sobreprecio o especulación. 

“Las autoridades vienen realizando inspecciones a las cadenas de farmacias de manera periódica y no han encontrado indicios de sobreprecio, según sus informes internos. Como asociación estamos a disposición de las autoridades de Salud para resolver todas sus consultas sobre sobre características, procedencia y rangos de precios de medicamentos para combatir los síntomas de Covid-19”, señaló el vocero de las cadenas de farmacias. 

Según Salvatierra, otro factor que genera un falso escenario de sobreprecio es la escasez de medicinas genéricas, que son mucho más baratas que los productos de marcas comerciales, hasta con un 30% de diferencia.

“La alta demanda de ciertos fármacos paliativos para Covid-19 ha provocado que el stock de medicamentos de orden genérico se agote rápidamente, quedando en las farmacias productos con marcas comerciales o importados, que tienen el mismo principio activo, eficiencia y calidad, pero los precios varían de un laboratorio a otro y es un asunto que escapa de nuestro control”, añadió. 

Finalmente, el máximo representante del sector puntualizó que la falsa percepción de sobreprecios se origina en cinco factores: el cierre de las fronteras internacionales que limitó el ingreso de medicinas esenciales para combatir el virus en el país; la reducción de los volúmenes para importación debido a que los países productores de fármacos han privilegiado su mercado interno; la demora en los suministros debido a las dificultades logísticas y de transporte; la priorización de la demanda gubernamental de medicinas para el Covid; finalmente, un aumento, sin precedentes, de la demanda por el aprovisionamiento de insumos médicos de manera preventiva y la prescripción de ciertas medicinas a nivel nacional. Factores que no son atribuibles a las cadenas de farmacias. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *